CANADAVIRUS
/

Träume leben

 

Calendario de Adviento

Faltan pocas semanas para que finalice el año 2020. ¡Y vaya año dejamos atrás! Un año marcado por la pandemia ¡que tampoco ha tenido piedad con Canadá! El país ha cerrado sus fronteras. Desde el inicio de la pandemia no ha sido posible visitarlo, todavía no lo es, y no se sabe cuándo lo será.

Pero, antes de que finalice este año, celebramos la Navidad. Para hacer más llevadero el tiempo hasta la misma y poder hacer un descanso de la vida cotidiana, encontrarnos con la familia, presencial o virtualmente, y hacer planes para el 2021 pensando que será mejor que el año que termina, aquí se abre la primera puerta del calendario de Adviento sobre Canadá puntualmente el día 1 de diciembre. Cada día nuevas fotos con una breve descripción pretenden acercaros un poquito a un país de ensueño al que esperamos poder volver.

¡Disfruta el calendario y cuídate!

Más importante que el cierre de las frontera

-un comentario personal-

Si, cierto, en 2020 no pudimos hacer nuestro viaje a Terranova. Las fronteras estaban cerradas, con esta medida, el gobierno canadiense quería reducir el peligro de la propagación del coronavirus. Realmente estábamos ansiosos e ilusionados por descubrir una parte de Canadá nueva para nosotros. Pero no tenía que ser así. ¿Nos entristeció? No, no realmente.

Estábamos tristes por la situación y el padecimiento de la gente provocados por la pandemia. A la vista de los grandes retos para los gobiernos, los ciudadanos y los enfermos, de la gran cantidad de fallecidos y la desolación de sus seres queridos, de la nueva situación para los niños en sus colegios y la renuncia a sus actividades de tiempo libre, de los retos para las empresas y sus trabajadores, para todos aquellos que trabajan en sanidad y para los que la pandemia afectó y afecta sus medios de vida... la renuncia a un viaje a Canadá pierde toda importancia.

Pero, si algo va de la mano con el cierre de las fronteras, es que la grandiosa naturaleza de Canadá se ha podido recuperar un poco. Millones de personas han dejado de viajar en avión, nadie recorre el Icefields Parkway, ni sube al glaciar de Athabasca ni hace cola para ver el Lago Maligne en las Rocosas.

A nosotros personalmente, esta realidad nos ha hecho más conscientes de la forma en que el turismo influencia nuestro planeta y también más conscientes de que somos parte de ese turismo. El coronavirus nos ha vuelto más reflexivos desde muchos puntos de vista. También en lo relativo a nuestros viajes a Canadá. No tenemos respuestas claras a nuestras dudas ni son fáciles de encontrar.

Esperamos que en 2021 haya una vacuna que nos haga más fácil convivir con el virus. Esperamos encontrar el equilibrio entre nuestros viajes y nuestra responsabilidad con el medio ambiente. Esperamos que nuestros anfitriones en Canadá y todas aquellas personas que hacen posible nuestros viajes no se vean afectados por el virus y sobrevivan económicamente la crisis que el mismo ha traído consigo.

Lo deseamos de todo corazón. Y a todos aquellos que han hecho posible que podamos vivir tantas veces nuestro sueño de Canadá les damos las más expresivas GRACIAS.

¡Os deseamos a todos una Feliz Navidad, mucha salud y un buen inicio en el Nuevo Año!

Karl-Hans y Yolanda